lunes, 29 de noviembre de 2010

CASTING DE TVE


Estamos en pleno proceso de cásting para elegir al cantante que represente a España en el próximo Festival de Eurovisión de Düsseldorf 2011. A los cástings en forma de video, se han venido sucediendo los presenciales de Madrid y de Barcelona, pero, amigos seguidores del mismo, ¿de verdad os gusta este sistema?.

A nosotros no nos agrada demasiado. La verdad es que nosotros quizás estemos anclados en el pasado, cuando Eurovisión tenía glamour, cuando los grandes cantantes del momento casi "mataban" por intentar ir. Era un destino goloso, muy goloso para el artista, cuando la multimillonaria audiencia era sumamente deseada por el cantante para abrir mercados internacionales a los que ya tenía en nuestro País.

No me gusta la idea de que un novato (por muchas cualidades vocales que pueda tener) nos represente en Alemania. No, porque de esta manera, de nuevo TVE, pese a ese filtro que dice usará para evitar bochornos tipo Cobra, no se toma en serio el Festival. TVE quiere gente ilusionada en comenzar una carrera, y que mejor que empezar por el "tejado" esa construcción musical que es Eurovisión. Ni me convence ese reservarse Ases en la manga (nunca mejor dicho) para colarlos en esas semifinales o final de Febrero ¿...?.¿para qué hace cásting entonces?. Creo que Eurovisión tiene la suficiente solera artística como para merecer, al menos, a gente con tablas y experimentada, que no se asuste del montaje eurovisivo (del que por referencias tópicas y terguiversadas de prensa detractora, no creo ni se imaginen las criaturas). Eurovisión es serio, y con este juego juvenil tipo Operación Triunfo no se le otorga su posición real en España. Todo el mundo puede cantar en el Festival, ¡madre mía!, ¿todo el mundo puede jugar la final del Torneo de Masters de Tenis? ¿Jugar la final de Champions aunque no haya visto nunca jamás un balón, por el hecho de correr un poco?.

TVE se lava las manos, y busca excusas para programitas concurso, para tener algo de que hablar en sus corazones, para que se metan a cantar colaboradores del programa de su cadena rival, para que se sigan diciendo que Eurovisión es democrática...y tal y tal.

No, no me gusta un cantante de barrio (con todos los respetos) para representar al País. Primero se forje como tal y luego, ya veremos. Y, claro, ante esta propuesta, los artistas (más o menos buenos, más o menos conocidos, pero con tablas) no se presentarán. Y se seguirá tomando Eurovisión como un festival menor, como una especie de juego, como una plataforma de freakys (que los habrá ya vereís), y como carnaza de los programas basura.

Posdata: a la hora de escribir esto escucho por ahí que el Kiko ese de Tele 5 ha pasado una primera prueba....al dato.

Por cierto que en la encuesta de la web Eurovision-Spain resultó elegida Chenoa como cantante ideal para Alemania...pero esta es otra historia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario