domingo, 1 de marzo de 2015

ESPAÑA: Amaneció...


Amaneció este domingo para los seguidores eurovisivos. Tras una espera larga, premeditana por los asesores artísticos y/o administrativos de TVE, se ha presentado al fin "Amanecer" que cantará Edurne en Viena en el Festival de 2015.
Primera audición que nos deja algo fríos. tema correcto, pero falto de pasión, buena orquestación, un leve conato de estribillo (que después de la segunda vez que la escuchas se afianza), una sombra lejana que recuerda la misteriosa "Euphoria" de la mística Loreen (no en vano los autores son los mismos,en colaboración de Tony Sánchez-Ohlsson), pero no hemos intuído nada del otro mundo.El tema no acaba de arrancar en ninguna explosiva carga emocional ni grandilocuente. Se queda en su tono siempre.
Segunda audición. pongo más volumen para percibir mejor algunos matices y, rectifico un poquito: me gusta, tema correcto como antes, con estrofas que se quedan en el oído "mi corazón...na nana na na", pero sigue siendo plana. Edurne está muy correcta, incluso demasiado, hay mucha disciplina y pulcritud ante una canción que, quizá, exigiera una dosis de desgarro o humanidad apasionada. Capricornio dota a Edurne de una rigidez y frialdad cuando es ella misma, transformada en otra cuando hace de otro artista (Tu cara me suena). Niña educada, pulcra...eficiente, pero transmitiendo poca emoción. Pero es luchadora y trabajadora, y, a poco que se lo proponga, conseguirá entrar en esa interpretación que cuente y sienta esa letra de la canción, en una, esperemos buena puesta en escena final, donde la arropen y ayuden con calor para que pierda esa corrección excesiva que la hace algo monótona y rígida. Pero, a la vez, tengo la intuición de que quedará mejor de lo que, en un primer momento nos creemos.