martes, 23 de febrero de 2010

EL 50 REPRESENTANTE ESPAÑOL

(Foto realizadas por Rubendario.biz

En una noche cargada de emociones, de grandes intérpretes y grandes canciones, pero también de episodios más que bochornosos y de verguenza ajena, TVE ofreció esa esperadísima GALA FINAL para elegir a nuestro representante en Eurovisión 2010. Desde luego consiguió que todos los aficionados estuviéramos pegados al televisor y disfrutáramos mucho (sufrimos también)con las propuestas de este año.
Ya había señalado en más de una ocasión que para mí había tres nombres que me convencían plenamente para ese cometido de ser el representante 50 de los españoles en el Festival, a saber: Ainhoa, Daniel Diges y Coral. Cualquiera de ellos me gustaban, por diversos motivos, sin desmerecer otros grandes nombres que estuvieron anoche defendiendo sus propuestas (Samuel y Patricia que me sorprendieron, Anabel Conde o Lorena). Y ganó Daniel Diges con ese maravilloso vals, al que muchos tachaban de "antiguo", y convenció absolutamente a todos. Con una puesta en escena muy sencilla y mágica (tal como se preveía escuchando el tema), Daniel estuvo, sencillamente soberbio. Se notan sus tablas teatrales y ofreció lo mejor de sí, enamorando a la cámara (y al público y Jurado presente); "Algo pequeñito", estoy convencido, está predestinado a ser "algo grande" en Eurovisión, porque intuyo que vá a gustar ¡y mucho! en Europa. Ese privilegio de ser el 50 representante español ha recaído en ese chaval,de aspecto aniñado y de grandes cualidades vocales y escénicas llamado Daniel Diges, quién, a partir de ahora será un icono de los seguidores del Festival.
Y es que Diges cautivó al público que le otorgó su mayoría de votos, pero, y esto es sorprendente (al menos para mí) al Jurado presente (clásicos y progres). Creo, sinceramente, sin temor a equivocarme, que la canción de Jesús Cañadillas/Alberto Collado/Luis Miguel De la Varga, es de lo mejor que España ha presentado en Eurovisión en muchos años, y, repito, sin desmerecer de grandes propuestas que le siguieron inmediatamente en la tabla clasificatoria final.
Esta columna es breve, únicamente quería desde esta Web felicitar a Daniel Diges y a los otros aspirantes que se dejaron la piel en el empeño. Un recuerdo especial a Coral, la eterna subcampeona que, un año más puso todo lo que ella sabe para conseguir su sueño, y un beso a mi admirada Ainhoa que defendió su tema con la brillantez acostumbrada, pese a ciertos nervios iniciales.
Un afectuoso saludo a los autores, especialmente a los amigos de penurias eurovisivas que no pudieron llegar al sueño final ( Jose Santana, Rafael Artesero o Tony Sánchez-Olsson), a los que felicito también y animo a seguir con ese difícil arte de la composición musical y a perseguir esa meta deseada.
Y a los demás, salvo, obviamente a un personaje al que no voy a nombrar, pero que, por desgracia se convertirá en carne de informativos y telediarios, algunos, seguro con resentimiento. TVE en esto, sí que debe tomar medidas drásticas y ese famoso filtro sí debe ser aplicado, caso de seguir con la opción Internet como medio elector.



MOMENTO DE LA ACTUACIÓN DE DANIEL EN TVE




No hay comentarios:

Publicar un comentario